lunes, 30 de septiembre de 2013

Working

Probaremos algo nuevo, convertir las obsesiones en algo positivo en lugar de intentar romperlas a patadas o escapar. Sacaré algo bueno de todo esto y conseguiré ser único yo también, para igualar las cosas. Me esforzaré, mejoraré y no tendré rival, ni miedos, ni sentiré dolor. Sólo una férrea voluntad de demostrarte hasta dónde soy capaz de llegar.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Pulling under


     Caía mecido por el abrazo del agua, con el suelo acercándose lentamente a él. Aun con los ojos cerrados, sabía que la sangre de sus manos seguía sin borrarse. Aunque no podía respirar, todavía podía oír los sollozos desgarradores que huían de aquella boca, ya tan lejos. Le resultaba agradable flotar, como en un sueño, sabiendo que era lo último que hacía. El dolor era sedante, un ladrón que se llevaba sus fuerzas por cada surco que le rompía la piel. Y, ensuciando el agua con su vida rota, acabó perdiendo las cadenas que le ataban a los cuentos que siempre recordaba, a los caminos que siempre recorría, a los lugares en los que, sin haber estado nunca, quería estar. A la voz que le llevó a la locura con promesas de magia y huellas en las sábanas, de trampas donde el deber no importaría, de cimas desde donde mirar el mundo. De una vida diferente.

      Y ella, observando el agua roja, cuchillo en mano, dejó de sollozar y se prometió que todo eso volvería, que alguien más sentiría el dolor que llevaba dentro y vería a través de sus ojos. Que alguien entendería lo que le mataba poco a poco… Si no era demasiado tarde. Si aún alguien se lo preguntaba...

martes, 24 de septiembre de 2013

No diré nada, no porque sea lo mejor... Eso me da igual. No diré nada para no enfrentarme a un problema que no puedo resolver, para seguir sintiéndome capaz de todo... Porque una vez mueva, ya no podré deshacer el gesto, quedaré expuesto y con la mano descubierta, la suerte echada y la vida comprometida, esperando que te equivoques y juegues con todo. Esperando que nuestras cartas no sean tan distintas.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Hay cosas imposibles, inalcanzables. Hay cosas irreales que sólo pueden existir en nuestra mente, utópicas, atípicas. Tú eres todo eso y por eso ya no duermo ni vivo, sólo imagino y sueño con los ojos como platos inventándote.