jueves, 6 de junio de 2013

Trust your wings

Déjame acercarme, con todo lo que soy. Déjame enseñarte que la hierba húmeda es para tus pies, no para tus zapatos. Antes de que la última hoja caiga, te traeré el espíritu del río, te mostraré tu círculo de sombras y, a caballo entre el bien y el mal, abriré mi pecho, meteré las manos y te enseñaré mi corazón duro y sangrante, correoso y palpitante, lleno de mis miedos y mis anhelos. Alargaremos el día y veremos al cielo llorar, al sol ir y venir, a las nubes flotar. Dejaremos entrar a la noche para que recuerdes siempre ese momento. Aprenderás a reír sin vergüenza, a creer en la Magia. Te enseñaré que todo tiene un lado oscuro, podrás verlo y combatirlo. Querrás entender cómo una puerta abierta conecta dos mundos. Entonces, con una sonrisa apagada y hueca, dibujaré la hoja seca cayendo entre nosotros, cortando el tiempo y nuestro contacto y, desde muy lejos, veré desvanecerse el suelo, te dejaré caer y confiaré en tus alas.

J.