lunes, 28 de junio de 2010

Lo que pasa Hoy.

El amontonamiento de las cosas que no son lo que parecen y las que no parecen lo que son. El son del alzarse, avanzar a contra corriente y regocijarse al recoger y saborear los frutos de la comprensión y el domado sentido del reflexionar. El crujido del quebradizo molde del hacer lo correcto al imponerse el hacer lo que tengo que hacer, incorrecto, correcto o inclasificable. El tú y yo inquebrantable, el mundo que no sabe detenerme, el cielo que no limita mi ascenso hacia la más aberrante y envidiada de las satisfacciones. Esa sensación del "yo puedo con todo" tan reconfortante, que va y viene y me mece en sus alas y yo, sin miedo a caerme, me pierdo soñando con un cabello, unos ojos o una sonrisa que coinciden con el cabello, los ojos, la sonrisa que no quiero perderme nunca.

Los problemas se pierden en el tiempo y la perfección se deja visitar, de cuando en cuando, para demostrarme que existe.